Procedimientos Quirúrgicos

El aumento mamario consiste en la colocación de una prótesis de gel de silicón, la cual puede localizarse debajo de la glándula mamaria o debajo del músculo pectoral y esta dependerá de las características de cada persona.

La mamoplastia de aumento es uno de los procedimientos más solicitados y tiene la característica de que el resultado se observa de manera inmediata, aumentando la autoestima y seguridad.

La prótesis se puede colocar subglandular o submuscular, es decir, justo debajo de la glándula o debajo del músculo pectoral. Es importante informar al paciente de todos los tipos de prótesis que hay. La mayoría de las prótesis mamarias tienen una cubierta de elastómero de silicón y pueden estar rellenas de solución fisiológica o bien de gel de silicón. Estas últimas pueden tener muchas formas, como las anatómicas, redondas, con perfiles altos, moderados o bajos.

Después de la mamoplastia de aumento, se coloca un vendaje sencillo sobre los pechos, que debe ser retirado en casa con abundante agua y jabón al día siguiente de la cirugía además es de suma importancia el uso de una banda sujetadora que deberá usar por lo menos un (1) mes post-operatorio.

Como su nombre lo indica la reducción mamaria consiste en disminuir el tamaño de las glándulas mamarias. Idealmente se debe esperar a que la mujer alcance su maduración mamaria completa, varios años después del inicio de la menstruación. Sin embargo, si las mamas son de un tamaño excesivo e interfieren con las actividades de la paciente y su autoestima, el procedimiento puede realizarse antes.

Las candidatas para el procedimiento son La mayor parte de las veces las pacientes que manifiesta inconformidad estética por un busto grande, lo cual le impide realizar actividades cotidianas como ejercicio, o simplemente el vestir una prenda ajustada o atractiva. Sin embargo algunos casos presentan signos y síntomas como dolor mamario ( mayor durante los periodos ), de espalda, de cuello, alteraciones posturales, formación de surcos, e incluso irritación de la piel de los hombros por la presión de las tiras de los sostenes. Las pacientes mas jóvenes se pueden operar sin complicaciones a partir de los 18 años de edad, e incluso antes de haber tenido hijos o embarazos. Tanto el Cirujano como la paciente deben llegar a un común acuerdo de cual es el mejor procedimiento de acuerdo a edad, volumen y características especificas de cada paciente.

Todas las operaciones para la reducción comprenden tres pasos fundamentales, elevación del complejo areola pezón, resección de la glándula crecida y trazado de la zona de piel que se va a extirpar. En los grados de hipertrofia menor la cicatriz resultante puede ser solo vertical, pero en los casos mayores las cicatrices resultantes siempre serán en forma de T invertida. ( figura ). La mayor parte de las veces la anestesia utilizada es la general, después de una cuidadosa técnica seleccionada en cada caso y aproximadamente 2 horas de cirugía, se colocan apósitos y vendaje suave en el área operada.

Se recomienda el uso de un sostén durante 4 o 6 semanas, también es útil la terapia con ultrasonido para disminuir el proceso inflamatorio, la primera semana se indica reposo en casa, con movimiento paulatino hasta las dos semanas, manteniendo un vendaje acolchonado y cómodo, los puntos de sutura se retiran a los 12 días.

El levantamiento mamario es un procedimiento quirúrgico que intenta revertir la progresión normal de la flacidez mamaria, por lo tanto, restaura la mama a una forma más joven. Los objetivos son reacomodar la areola y el pezón, dar mejor forma y volumen, eliminando la piel sobrante y dando soporte a la mama en forma duradera.

Existen casos en donde el volumen de la mama a disminuido de manera considerable por lo que es necesario la utilización de un implante mamario asociado con el levantamiento mamario.

Las principales indicaciones del levantamiento mamario son en aquellas personas que han notado disminución en el volumen de sus mamas ya sea por bajar de peso de manera excesiva, posterior a la lactancia ó cambios propios de la edad, notando que sus mamas están caídas y flácidas.

El levantamiento mamario se realiza bajo anestesia general o sedación intravenosa mas anestesia local disminuyendo así el riesgo anestésico.

Las cicatrices dependerán de la técnica utilizada para la corrección según el grado de flacidez de las mamas y estas pueden alrededor de la areola, una vertical ó una “T” invertida también llamada ancla.

Se recomienda el uso de un sostén durante 4 o 6 semanas, también es útil la terapia con ultrasonido para disminuir el proceso inflamatorio.

El tiempo de recuperación en toda persona sana es variable. Algunas pacientes pueden tener un máximo de un día o dos.

La lipoescultura láser es una técnica quirúrgica de gran difusión y aceptación en el campo de la cirugía plástica. La aplicación de los efectos del rayo láser sobre el tejido adiposo corporal, permite licuarlo extraerlo de manera sencilla, sin traumas y en tiempo record.

El procedimiento consiste en sedar levemente al paciente por un espacio de 40 minutos mientras el láser produce la “ruptura” que permitirá la salida de la grasa de los espacios intercelulares hacia el exterior. Dicho mecanismo se funda en la producción de fototermólisis por parte del haz de luz concentrado que viaja a través de una fibra óptica hacia el tejido graso transformándolo en una sustancia de consistencia parecida al aceite, lo cual facilita la succión producida por una bomba que se conecta a las cánulas de extracción. Como a diferencia de una cirugía tradicional en la lipoescultura laser no se extraen vasos sanguíneos, las hemorragias y hematomas son mínimos.

Es de gran utilidad en la reducción de adiposidades concentradas en abdomen, cintura, muslos, caderas, brazos y la zona cérvico-facial. Las únicas contraindicaciones observadas son los casos de patologías específicas preexistentes como tumores, cáncer, cardiopatías, diabetes e insuficiencia renal, entre otras.

La preferencia en el público se justifica en la utilización de anestesia local, con una escasa pérdida de sangre y una rápida recuperación que no supera los tres días posteriores a la operación. Este tratamiento está indicado para personas que teniendo un peso aparentemente “normal”, no han logrado, ni con ejercicio físico, ni con sacrificadas dietas alimenticias, eliminar pequeñas acumulaciones de grasa o celulitis en alguna zona del cuerpo.

La lipoescultura laser siempre deberá ser realizada por profesionales capacitados, en centros de salud debidamente autorizados, y con los pertinentes estudios previos a cualquier cirugía, que incluyen: análisis de laboratorio y una minuciosa evaluación clínica del paciente.

Ventajas de la lipólisis láser:

  • Requiere sólo anestesia local, disminuyendo considerablemente los riesgos.
    El tratamiento es ambulatorio, sin internación. En el día se va a su casa.
    Menor dolor e inflamación postoperatoria.
    No deja hematomas y el riesgo de sangrado es mínimo ya que esta técnica quirúrgica no lesiona los vasos sanguíneos.
    La luz del láser sobre la dermis produce una regeneración del colágeno, con la consiguiente mejora en la elasticidad y firmeza de la piel y la pérdida de flacidez.
    La recuperación es rápida, aproximadamente tres días, variando de acuerdo a cada persona.
    Los resultados comienzan a observarse a la semana de la operación, aunque se requiere un poco más de tiempo para ver los resultados finales.
    Los resultados son duraderos. Las células grasas son eliminadas y en pacientes adultos no se regeneran, por lo que la grasa no vuelve a depositarse en los lugares donde se realizó el tratamiento.
Este procedimiento corrige el exceso de grasa y piel localizado en el abdomen trabajando al mismo tiempo los músculos de esta zona que se encuentran generalmente en mala posición debido al sobrepeso o a los embarazos. Con esta cirugía se corrigen la flacidez y las estrías localizadas en el abdomen bajo. El objetivo principal de este procedimiento es mejorar el contorno corporal.

Es un procedimiento ambulatorio se puede realizar con Anestesia Regional con Sedación o Anestesia General. Mediante una insicion en la parte baja del abdomen se retira la piel y los acumulos grasos. La incapacidad generalmente es corta y puede combinarse con otras cirugías tales como la Liposucción, Aumento de Senos, aumento de Glúteos o pantorrillas y cirugías faciales.
La mayoría de nuestros pacientes no tienen dolor, aunque si notaran un ligero disconfor, inflamación, tirantez y ligera opresión. Todo esto se controla fácilmente con un tratamiento adecuado o en algunos casos con la ayuda de una bomba de infusión anestésica continua. Después de la intervención, se suele aplicar una faja estéril ortopédica, diseñada para este tipo de intervenciones, que usted debe de tener con antelación. En ocasiones sustituimos la faja por unos vendajes elásticos adherentes en un primer periodo, para pasar posteriormente a la faja elástica.
En todas las pacientes que se someten a este procedimiento hay que dejar un drenaje, para así evitar la formación de un seroma de primera intención, este podrá ser retirado entre los primeros 3 a 10 días dependiendo de cada paciente. El color del líquido extraído por este drenaje va variando dependiendo de la cantidad de días y comienza siendo de color vinoso y posteriormente se debe ir aclarando hasta en el 5to día que debe ser un color rosa pálido.
La extracción de los puntos comienza al aproximadamente a los 10 días, después de la operación, y todos los puntos habrán sido extraídos a las dos semanas de la misma.
En cualquiera de los casos la retirada de los puntos de sutura se hace en dos etapas.

Lipoinyección glútea

La cirugia plástica de aumento de glúteos (gluteoplastia) busca levantar o aumentar el volumen de los glúteos. En la sociedad actual tener unos glúteos voluminosos y redondeados es símbolo de belleza y juventud. Esta cirugía plástica puede realizarse tanto en el hombre como en la mujer, aunque es solicitada principalmente por las mujeres que consideran que sus glúteos están caídos o son demasiado pequeños y buscan realzar su figura.

Existen dos formas de aumentar los glúteos mediante cirugiaestetica, una es utilizando injertos de grasa (extraída previamente de otras partes del cuerpo), y la otra es a través de la colocación de implantes en los glúteos (similares a los utilizados en una cirugía plástica de aumento de mamas ).

Como en cualquier cirugía plástica, en una gluteoplastía existen riesgos y complicaciones, que aunque ocurren en casos excepcionales, hay que considerar. Entre ellas contamos asimetría, infecciones o hinchazón, y dependiendo del método utilizado, pérdida del volumen inyectado para el primer caso, y contractura capsular o rotura del implante para el segundo.

Durante la cirugía de glúteos

En una cirugía de glúteos se útiliza generalmente anestesia general, y la operación dura aproximadamente 2 horas en cualquiera de los dos casos.
Si se utilizan implantes, primero se realizan unas pequeñas incisiones en zonas poco visibles, para luego colocar a través de ellos los implantes, finalmente, cuando están bien acomodados y centrados, se cierran las heridas.

Si se utilizan injertos de grasa, primero se retira la grasa de zonas vecinas a los glúteos como la cintura o la espalda baja ( se procede como en una liposuccion), luego se inyecta esa grasa en los glúteos, modelándolo mientras se aumenta su volumen.

Después de la cirugía de glúteos

Luego de la operación no es necesaria la internación, pasadas aproximadamente 6 horas de la cirugía, el paciente puede volver a su casa. El resultado es permanente y se nota inmediatamente, aunque el resultado definitivo se aprecia luego de 6 meses. Durante la primera semana experimentará incomodidad al sentarse, y tal vez algunos dolores, pero irán desapareciendo rápidamente. Durante los primeros días se recomienda evitar esfuerzos físicos, utilizar vendajes elásticos, y dormir boca abajo. Puede retomar su vida normal luego de 10/15 días.

Esta cirugía logra disminuir el diámetro del canal vaginal. Se retira la mucosa redundante y se aprietan os músculos del piso pélvico, procedimiento conocido como colporafia posterior. Este procedimiento esta indicado en las mujeres que tienen un canal vaginal muy flácido. También puede ser practicado con láser o con alta frecuencia. Se debe suspender la actividad sexual por cuatro semanas. Las sensaciones durante las relaciones sexuales pueden llegar a ser mucho más placenteras. Si la paciente consulta por la ausencia de orgasmos, es decir por anorgasmia, es clave la valoración psicológica ya que algunos factores emocionales pueden estar relacionados con la denominada anorgásmia.
Con cierta frecuencia los genitales femeninos pueden presentarse con labios menores redundadentes, flácidos y de gran tamaño que pueden interferir con las relaciones sexuales y en situaciones puntuales con la higiene íntima. Este procedimiento que puedes ser realizado con láser o con radio frecuencia, dependiendo la paciente, logra disminuir el tamaño y la flacidez de los labios menores, dándole a los genitales una apariencia más agradable y juvenil. Esta cirugía no genera incapacidad, se puede efectuar con sedación. Se deben suspender las relaciones sexuales por 4 semanas para evitar la posibilidad de infecciones.